“AJUSTE O HIPERINFLACIÓN...”

“La extorsión de los fondos buitres tiene un correlato local...”

Con las declaraciones del Presidente de la República y el Ministro de Economía. Es falso de falsedad absoluta que no aprobar esta iniciativa legislativa implique ajuste o hiperinflación.

Lo mismo nos dijeron con el megacanje y el final ruinoso del año 2001/2002 generó la peor crisis de nuestra historia reciente. Algo similar azuzaron distintos medios de comunicación con la anuencia de los fondos buitres con el fallo de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos en el mes de junio del año 2014.

Siempre han utilizado el miedo para extorsionar, total los bancos y los fondos buitres se llenan de plata y el pueblo argentino sufre las consecuencias.

La propuesa que hemos formulado desde el bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria es justa, equitativa y razonable como lo hicimos siempre.

El acuerdo con Paul Singer es ruinoso para el país y puede acarrear tres consecuencias perniciosas: a) promueve el riesgo de legitimar acciones judiciales por bonistas que adhirieron voluntariamente al canje (93%) para exigir iguales condiciones, lo cual elevaría automáticamente la deuda en 200.000 M de dólares, acrecentando la deuda pública argentina a 500.000 M de dólares, prácticamente el 100 % del PIB, b) instala la idea universal que contra los poderosos nunca se puede, desconociendo al mismo tiempo que el propio país que generó el acompañamiento de 136 países para la resolución de las Naciones Unidas para la fijación de principios de reestructuración de deudas soberanas es el primero en violarlas, c) quiebra un principio esencial de coherencia en materia legislativa desde el año 2005 que afecta nuestra credibilidad y confianza como país para futuros procesos con dos efectos directos: i) tendríamos que pagar para el 7 % al contado el mismo monto que para pagar al 93 % en 30 años, ii) no tenemos certeza de poder conformar al 100 % de los acreedores con riesgos legales ulteriores que vuelva a fojas cero la negociación en curso.

Esta negociación excede la confrontación política. Es una política de estado. Nos involucra a todos. Pretendemos y exigimos en nuestra condición de país soberano un trato justo, equitativo y razonable, lo cual si demanda más tiempo nos debe tener a todos trabajando por el mismo objetivo.

Tenemos que cerrar este proceso de reestructuración pero para siempre. El Juez Griesa ha realizado una interpretación extravagante de la cláusula “pari – passu” que distorsiona el proceso de reestructuración de deuda soberana.

“La estrategia más adecuada es no apresurarse...”

El tiempo agudiza la contradicción entre holdin y holdouts, lo cual permitiría sostener nuevas interpretaciones legales por diferentes jurisdicciones a los efectos de lograr un acuerdo razonable.

Los acuerdos que se han presentado al Congreso, no alcanza a más del 3,5 % del total de holdouts equivalente al 7 %. No cierra a todos. La posición debería ser exigir una negociación con el 100% de los holdouts.

El acuerdo con Singer es diferente que el resto. Incluye una quita del 22,5 % y financiamos 235 M de dólares de gastos legales, lo cual es un absurdo porque implica un incentivo a litigar gratis. Los buitres son “free rider” de acciones legales contra el interés argentino.

Nuestro país no puede aceptar que el Juez Griesa imponga condiciones a un país soberano exigiendo la derogación de leyes que marcaron una impronta en la negociación. No puede aceptar la prórroga de jurisdicción. No puede aceptar el reconocimiento de un porcentaje superior a quienes aceptaron voluntariamente el ingreso al canje.

Pero la verdad es que el falso dilema ajuste o hiperinflación debe ser desterrado. Basta de infundir miedo al pueblo y pongamos nuestros mejores esfuerzos en una solución favorable para todos sin ceder soberanía.

El gobierno desde el principio ha implementado un ajuste feroz. Devaluación salvaje sin plan de más del 60 % con impacto inflacionario proyectado de más del 40 % para el año 2016. Aumento de hasta 500/700 % en ciertos lugares para energía eléctrica. Será igual para el gas. Ajuste por transferencias en obras públicos. 100.000 desocupados para el sector público y privado. Apertura de importaciones.

En fin; devaluación, tarifazo y licuación de salarios e ingresos fijos genera menos consumo y más desempleo, es decir, ajuste ortodoxo para bajar inflación. Esto no tiene nada que ver con las negociaciones con los fondos buitres, sino con las decisiones tomadas por el gobierno.

“Vinieron a unir a los argentinos y profundizan las divisiones...”

Vinieron a construir federalismo y discriminan a todas las provincias argentinas favoreciendo solamente a CABA, Provincia de Buenos Aires porque la gobiernan ellos, y San Luis, Córdoba y Santa Fe porque son sus aliados circunstanciales. El resto que se arregle como pueda.

Vinieron a combatir la pobreza y solamente la aumentaron.

Vinieron a combatir la inseguridad y el narcotráfico y ponen de manifiesto su incompetencia e inoperancia.

“Es falso el dilema de ajuste o hiperinflación.”

Porque no están dadas las condiciones objetivas de desequilibrio macroeconómico solamente promovidas por esta gestión. Redujeron impuestos para grupos concentrados, aumentaron el déficit por menor recaudación producto de la menor actividad económica y deben contener el sistema de protección social mediante el gasto público inelástico.

La aplicación del más crudo neoliberalismo tiene sus consecuencias. La mala praxis también. Pero la falta de convicción para defender los intereses del pueblo de la Nación Argentina constituye una afrenta insoslayable.

Esto vale para los de adentro y los de afuera. Quienes voten la derogación de estas leyes cediendo a los intereses de los buitres serán recordados por la historia por haber traicionado el mandato popular.

Finalmente, el problema no es del oficialismo pues ellos siempre dijeron lo que iban a ejecutar si ganaban las elecciones. Fueron financiados por los buitres y están cumpliendo con su pacto. El problema es de los nuestros, que no tienen coherencia. Que cambian de posición con una actitud entre vergonzosa y canallesca.

Estamos a tiempo. Tengamos tiempo. Hagamos el mejor acuerdo sin ceder soberanía, sin ceder nuestras convicciones con la propuesta que el Frente para la Victoria ha presentado. Y si no consultemos con el pueblo. “El pueblo nunca se equivoca”.

Hoy después de concurrir temprano a la misa matinal de 7,10 horas de la mañana en la Catedral de Resistencia me encontré con una sorpresa: un gran titular del diario “La Nación” con foto acusándome de encubridor de Lázaro Báez y Cristóbal López a través de un supuesto manejo de la AFIP a través de allegados que “me respondían a mí”.

Este artículo surge de una declaración de un funcionario de la AFIP Jaime Mesicovsky a quien por supuesto querellaré penalmente como corresponde por su testimonio falaz. Intentar involucrarme aduciendo el manejo de la AFIP a través de una persona resulta poco menos que ofensivo hacia mi persona y a quienes ejercen la responsabilidad de ser funcionarios del organismo. Desmiento categóricamente esta gigantesca operación de prensa montada con el sólo fin de hacer daño. Y se advierte de la declaración del declarante que su operación es política y mediática porque no tiene ningún asidero ni obviamente pruebas. Tener una relación de amistad con alguien no amerita manipulación de esa persona para inconfesables intereses. Conozco a Carlos Sanchez y también a su esposa quienes han colaborado conmigo en múltiples oportunidades con una conducta transparente.

En toda mi vida pública he tenido una conducta clara y transparente. Me atacaron falazmente en muchas ocasiones pero con mucha contundencia he respondido a esos arteros ataques. No me importa que me ataquen o me agredan por lo que pienso, pero no voy a tolerar ataques hacia mi persona que pretendan dudar de mi buen nombre, honor, ni de mi conducta. Esta semana me presentaré en la indagatoria por la causa de “Fútbol para Todos” donde no existe ninguna acción reñida con la ley durante mi gestión, pero tengo que dedicar tiempo valioso en escritos judiciales, peritaje y gastos de viaje para cumplir con la justicia dispone solamente por maniobras arteras que persiguen fines cada vez más evidentes: poner fin a la gratuidad del fútbol y transferir los derechos de trasmisión a las grandes corporaciones. Por último, quiero hacer una breve reflexión. Todos quienes ejercimos responsabilidad pública como es mi caso (dos veces Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, dos veces Gobernador de la Provincia del Chaco reelegido por el 67 % de los votos, Senador Nacional y actualmente Intendente de la Ciudad de Resistencia) rendimos cuenta regularmente ante nuestro electorado en virtud de elecciones periódicas a la que nos sometemos abiertamente a la voluntad popular, último juez de nuestros actos y de nuestra conducta. Pero también somos hijos (en mi caso de dos padres enfermos que necesitan atención), somos padres (de hijas que trabajan y estudian), de hermanos y de amigos. Formamos parte de una comunidad y rendimos cuenta de nuestras acciones. ¿Cómo es posible medir la conducta de los funcionarios? En la provincia del Chaco con el Juicio de Residencia que exige al término de la función rendición de cuentas. La Nación no dijo una sola palabra de esta legislación de avanzada. No recibimos ninguna denuncia en el período de 60 días estipulado por la ley. Tampoco tuvimos un funcionario procesado. Mi declaración jurada ha experimentado una drástica reducción en este período. Vivo en un departamento en comodato. No tengo auto. Mi familia es trabajadora y no merece esta diatriba permanente, ni la injuria y la calumnia. ¿Qué más quieren? Ofender gratuitamente. Soy una persona honesta y honrada y no voy a permitir ni que funcionarios inescrupulosos, ni que bandidos a sueldo ni que operaciones mediáticas pretendan amedrentarme. No sólo que no me voy a callar las injusticias ni el estropicio que hace este gobierno apañado por las corporaciones sino que me da más fuerzas para luchar por mis convicciones.“Las ideas no se matan” aunque muchos pretenden matar a quienes exponen ideas.

Scroll to top